viernes, 14 de septiembre de 2007

Musica Actual Japonesa

Como cantante y creadora de tendencias, Ayumi Hamasaki ha liderado el pop japonés durante más de un lustro. El punto de inflexión se produjo en el año 2005, en el que las ventas de Kumi Koda superaron a las de Ayumi Hamasaki, tendencia que se acentuó aún más durante el año 2006.

El segundo recopilatorio de Ayu, A Best 2, se puso a la venta el pasado 28 de febrero. En realidad se trata de dos recopilatorios, White y Black, cuyos colores vienen a simbolizar el tipo de las canciones que presentan, el blanco para las canciones más alegres y optimistas y el negro para las canciones más tristes y melancólicas. Black, además, incluye un single nuevo, part of me. White y Black alcanzaron el primer y segundo puesto, respectivamente, en las listas de ventas, algo que no ocurría desde 1970 con Keiko Fuji (la madre de Hikaru Utada). En dos semanas cada recopilatorio ha vendido algo más de medio millón de copias, aunque viendo hasta dónde han caído, quizás resulte complicado que lleguen al millón de copias, tal y como apuntaba la revista Nikkei Entertainment.

Por su parte, el nuevo maxi-single de Kumi Koda, BUT/Aishō, salió a la venta el 14 de marzo junto con un nuevo recopilatorio, Best —Bounce & Lovers—, que incluye un CD con baladas y un DVD con sus temas más marchosos (increíble el ritmo de lanzamientos de recopilatorios de esta cantante: 3 en dos años y medio). Desgraciadamente Mr. Children, unos monstruos dentro del pop japonés, con Home le han arrebatado el primer puesto en álbumes, aunque BUT/Aishō consiguió el número 1 en singles a expensas de Flavor of life, de Hikaru Utada.

Hechas las introducciones de rigor y situadas a nuestras contrincantes en su contexto, vamos a hacer una comparación de sus últimos singles: part of me, de Ayu, y Aishō, de Kumi. La razón de este estudio comparado viene de sus respectivos videoclips, en los que se dan unas similitudes más que notables entre ambos, en cuanto a estética, lo que ha ocasionado las inevitables comparaciones y las guerras frikis entre partidarios de Ayu y partidarios de Kumi.Ayumi Hamasaki (izquierda) y Koda Kumi (derecha)

part of me

En este videoclip podemos ver a Ayu ataviada con kimono y con un peinado tradicional japonés. Probablemente esté ambientado en el otoño, a juzgar por el color de de las hojas que caen de los árboles (¿arces?) y el fondo de crisantemos, una flor típica del otoño. La simbología del videoclip se me escapa un poco. Aparentemente mezcla elementos típicamente japoneses con otros asiáticos. En cuanto a la canción, habla de la separación, del vacío que produce la soledad desde el punto de vista de un protagonista masculino y tiene su punto melancólico, de ahí que esté incluida en Black, el recopilatorio de los temas mas oscuros.

Aishō (prueba de amor)

En este videoclip también podemos ver a Kumi con kimono y peinado tradicional, haciendo los gestos y rozamientos provocativos que la caracterizan. Me la imagino como una oiran (cortesana) del período Edo (1600-1868). La estética del vídeo me recuerda bastante a la de la película Sakuran, basada en el manga del mismo nombre de Moyoco Anno.Comparación entre Sakuran y Aishō

Comparado con el de Ayumi Hamasaki, en este vídeo hay muchos más elementos simbólicos japoneses, como la Luna, la lluvia de pétalos de flores de cerezo, el tatami, las puertas correderas, los biombos, los farolillos, y esos fondos que casi parecen sacados de las pinturas de los biombos del período Azuchi-Momoyama (1568-1600). La canción es una preciosa balada, bastante explícita dicho sea de paso, que describe los sentimientos de una protagonista femenina enamorada.

Conclusión

A pesar de lo que se pueda pensar en función de las similitudes de ambos videoclips, no creo que estemos ante una de esas guerras clónicas entre Ayu y Kumi, sino más bien dentro de una tendencia general dentro del pop japonés que es la de volver a sus raíces culturales. Analizando la simbología, vemos que hay referencias metafóricas a la naturaleza (flores, cerezos, Luna, otoño, por citar algunos ejemplos), una forma de expresión típicamente japonesa que ya aparecía en recopilaciones de poemas como el Man’yōshū (siglo VII) y el Kokin wakashū (siglo X). La letras de las canciones también siguen una tendencia y es la del abandono progresivo del inglés. La inclusión de palabras y frases en este idioma —a veces de forma arbitraria y sin un significado concreto— dentro de las letras de las canciones de pop japonés fue una tendencia que se inició durante la era de los productores, a principios de la década de 1990, para intentar dar a las canciones pop japonesas —en un período en el que la música pop japonesa empezó a denominarse j-pop— un cierto aire cool. De hecho, durante muchos años en el enkala copla japonesa— y el kayôkyokuel precursor del j-pop— imperó la regla de usar un japonés puro —sin incluir palabras extranjeras o escritas en katakana— a la hora de escribir las letras de las canciones, una medida que no era del agrado de muchos compositores. En cualquier caso, las letras de Ayumi Hamasaki, salvo alguna excepción, no se caracterizan precisamente por la abundancia de anglicismos. En el caso de Kumi Koda, no existe una tendencia definida. Puede cantar una balada íntegramente en japonés y otra hacerlo en japanglish.

En cuanto a las canciones, tratan sentimientos completamente diferentes y sus personajes también son diferentes. En la canción de Ayu, un protagonista masculino describe amargamente la sensación de estar lejos de su pareja. En la canción de Kumi, una protagonista femenina describe de una manera bastante directa cómo se siente al estar enamorada. Puestos a elegir, resulta bastante difícil decantarse por una canción u otra. Personalmente, yo lo dejaría a la elección del estado de ánimo en ese momento.

Links sobre musica japonesa pop:
http://club.telepolis.com/netwee/
http://www.jmusicworld.com/category/koda-kumi/

Web oficial de Ayumi Hamasaki:
http://avexnet.or.jp/ayu/index.html

Web oficial de Koda Kumi:
http://rhythmzone.net/koda/index.html

No hay comentarios: